Blogia
almale

colores

Casa Rietveld – Schröder

Casa Rietveld – Schröder

Blanco, Gris claro, Gris oscuro, Gris azulado, Negro, Rojo, Amarillo, Azul, Naranja, Amarillo pastel.

“El color en arquitectura tiene un significado completamente distinto al que tiene en pintura, y sus implicaciones también son completamente distintas a las que conlleva la elección del color por motivos psicológicos, aunque este aspecto no debe ignorarse. Del mismo modo, las distinciones de color en la industria tienen una función muy diferente.

El color en arquitectura, incluso cuando se trata del color de una capa protectora, sirve para determinar el efecto espacial del edificio”.

“La arquitectura puede ser sencilla espacialmente de dos formas fundamentales: en lo acústico y lo visual. Respecto al color, sólo nos preocupamos del espacio visible: en el interior y en el exterior. Un espacio ilimitado y vacío no existe. Debo admitir con franqueza que, en la práctica, no se da nunca un espacio así, porque existe siempre, al menos, un suelo, pero, de momento, me gustaría plantearlo desde el punto de vista teórico. Una fuente de luz no puede iluminar el interior y el perímetro de un espacio vacío sin que exista un material reflectante. El efecto de la luz en el espacio depende del material, y el efecto espacial del material depende de la luz que ilumina el espacio.

Esta es, pues, la esencia del aspecto visible de la arquitectura con relación al color, porque son una sola cosa y la misma: la luz reflejada por el material lo hace siempre con un color, porque absorbe parte de la luz blanca”.

“El ojo, por ejemplo, distingue el espacio, la forma y el color; el espacio puede percibirse como en, alrededor o entre, la forma como convexa, cóncava o plana; y el color como rojo, amarillo y azul (los colores primarios)”.

“En arquitectura, en teoría, sucede lo siguiente: cuanto más claro y puro es el arquitecto, menos precisa el color, excepto cuando el color natural de los materiales utilizados en el edificio han dado como resultado un efecto espacial arquitectónico demasiado débil. El efecto espacial, sin embargo, suele mejorar gracias al color, debido a la mayor absorción de algunas superficies en contraste con la mayor reflexión de otras; este principio puede aplicarse también a la iluminación artificial”.

“El mejor ejemplo que puedo ofrecerles del uso del color en la arquitectura contemporánea es Le Corbusier. Consigue aportar un acento espacial alegre aquí y allá a su hormigón gris y desnudo, con un resultado que iguala el uso del color en las catedrales góticas. En su caso, la colaboración del pintor, el escultor y el arquitecto se reúnen en una misma persona: algo que, en general, no creo que sea una situación ideal, pero que resulta fascinante cuando alcanza este nivel excepcionalmente alto”.

“Me gustaría concluir diciendo algo acerca de mi propio método.

Para cada superficie escojo las propiedades reflectantes que aseguran una distribución favorable de la luz, que también depende de la función del interior del espacio o la habitación en cuestión. Este hecho debe tenerse en cuenta tanto de día como de noche y, en ambos casos, en el interior y en el exterior. Determino la cualidad reflectante utilizando distintos tonos de gris: más claro para la forma que es preciso destacar y más oscuro para lo superfluo. Más tarde, un experto, un pintor, puede aconsejarme a la hora de escoger los colores que reemplazarán a esos tonos grises por otros que tengan sus misma luminosidad.

No puedo asegurar que este método conduzca finalmente a una integración aceptable del color en la arquitectura, especialmente porque el gusto artístico es esencial en este caso, y es imposible establecer reglas definidas para el gusto artístico. Las vicisitudes de la vida también son impredecibles.

La elección del color no puede estar gobernada por reglas si ha de ser un acto vivo de creatividad. Al fin y al cabo, tales reglas son el producto de la contemplación de las obras de arte.

La única prueba del valor de un efecto cromático o de una obra de arte e general es que nos proporcione un placer continuado”.


Extracto de una conferencia de Gerrit Th. Rietvled impartida en el seminario “Hombre, color y espacio” celebrado en Amberes (Bélgica) el 16 de Noviembre de 1963. Revista 2G núms.: 39-40

Imágenes de la casa construida por G. Rietvled y la Sñra. Truus Schröder; fachada , ventanales , etc , etc...

Página interesantedeclarada patrimonio de la humanidad en el año 2000, etc... 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Casa Francisco Gilardi

Casa Francisco Gilardi

Blanco, gris, amarillo, lila, magenta, azul turquesa.

 

Citando el texto anterior de Le Corbusier, Luis Barragan utiliza como nadie “Los grandes colores de base, los colores "eternos”.

“En mi actividad de arquitecto, los colores y las luces han sido siempre una constante de fundamental importancia. Ambos son elementos base en la creación de un espacio arquitectónico, ya que pueden variar las concepciones del mismo”. Entrevista 1981, revista Modo nº45

“El color es un complemento de la arquitectura, sirve para ensanchar o achicar un espacio. También es útil para añadir ese toque de magia que necesita un sitio. Uso el color, pero cuando diseño no pienso en él. Comúnmente lo defino cuando el espacio está construido. Entonces visito el lugar constantemente, a diferentes horas del día y comienzo a imaginar el color, a imaginar los colores, desde los más locos e increíbles. Regreso a los libros de pintura, a la obra de los surrealistas, voy en particular a De Chirico , Balthus , Magritte , Delvaux y a la de Chuco Reyes .

Reviso las páginas, miro las imágenes y las pinturas y, de repente, identifico algún color que había imaginado, entonces lo selecciono”.

“Las paredes están hechas para volverse a pintar. Pienso que cada dos años toda la obra debe a volverse a pintar.

En la última obra que construí, la del señor Gilardi, los colores juegan un papel muy importante. El patio es de color lila , muy vibrante. El corredor prepara el viaje a través de la casa para llegar a un espacio muy importante: el del comedor, con una alberca cubierta . De pronto, del estanque sale un muro rosa que corta el agua y casi llega a tocar el techo.

Ese muro da sentido al espacio, lo hace mágico, crea tensión alrededor. Desde el techo una linternilla baña al muro de luz y enfatiza su papel.

Por cierto que, tanto el color del muro rosa como el azul del espacio circundante fueron tomados de un famoso cuadro de Chucho Reyes” Entrevista 1982, revista Entorno, vol.1

“Los colores los tomé de una pintura de Chucho Reyes. Es un gallo, de ahí salieron el magenta y el azul turquesa. Chucho Reyes tenía un excelente ojo para el color. Dedicó su vida a las cosas bellas. No entendía de planos, pero me ayudó con el color. El color de los mercados mexicanos... el color de los dulces mexicanos... de las golosinas... la belleza de un gallo.

Colocamos los colores para la casa Gilardi pintando grandes cartulinas en mi casa, recargándolas una tras otra en las paredes, moviéndolas de lugar, jugando con ellas hasta que decidimos los colores exactos.

Les diré un secreto: la piscina tiene un muro o columna rosa que no sostiene nada. Es una pieza de color situada en el agua, por placer, para traer luz al espacio y mejorar su proporción general”. Entrevista 1981, revista House & Garden

 

Villa Savoye

Villa Savoye

Policromía:

Blanc (Blanco), Bleu (Azul), Gris clair (Gris claro), Terre (Tierra), Rose (rosa), Vert (verde)

"Una cuestión eminente de arquitectura... aquí de nuevo una verdad fundamental: el hombre tiene necesidad de color.

El color es la expresión inmediata, espontánea, de la vida... La policromía se apodera del muro entero y la cualifica con el poder de la sangre, el frescor de la pradera, el brillo del sol o la profundidad del cielo y el mar. ¡Qué fuerzas disponibles! Es la dinámica... Si un muro es azul, escapa. Si es rojo o marrón, mantiene el plano; puede pintarlo negro o amarillo...

Los grandes colores de base, los colores "eternos": las tierras y los ocres, el ultramar. Pero verdes ingleses intensos o bermellones violentos pueden también entrar en sinfonía en la policromía arquitectónica. La policromía arquitectónica no mata los muros, sino que puede desplazarlos en profundidad y clasificarlos en importancia. Con habilidad, el arquitecto tiene ante sí los recursos de una salud, de un poder totales. La policromía pertenece a la gran arquitectura viva de siempre y de mañana. El papel pintado ha permitido ver claro en esta materia, repudiar esos juegos deshonestos y abrir todas las puertas a los grandes esplendores de la policromía, dispensadora de espacio, clasificadora de las cosas esenciales y de las accesorias.

La policromía, medio de arquitectura tan poderoso como la planta y la sección. Más aún: la policromía, elemento mismo de la planta y de la sección"

(L-C; Les tendances de l'architecture rationaliste en rapport avec la collaboration de la peinture et de la sculpture, conferencia pronunciada en Roma 1936)

Ejemplos:

Pasillo , salón y salón (la norma de no recubrir jamás con un mismo color las dos caras contiguas de una misma estancia), Boudoir , habitación, exterior , baño , patio interior , pilar cocina , barandilla , puerta garaje , pasillo, pasillo, armario , etc ...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Colores

Colores

A propósito del comentario de Andrés en el anterior artículo sería interesante crear una pequeña sección dedicada exclusivamente a los colores en la arquitectura.

Intentaré buscar ejemplos estos días, e iré colgándolos en la bitácora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres