Blogia
almale

Immeubles-Villas (1922)

Immeubles-Villas (1922)

Casas en el cielo

Pero además de suelos en el techo y de patios en el aire, Le Corbusier proyectó también casas en el cielo, idea mágica que se produjo con anterioridad a casi todos los casos tratados. De la observación de las celdas de los cartujos nacieron los Inmuebles-Villas, de los que sólo se construyó, como es sabido, una unidad para el pabellón de L’Esprit Nouveau (París, 1925, Exposición de Artes Decorativas).

Le Corbusier había visitado una Cartuja en Italia, y quedó absolutamente seducido por las celdas de los frailes, verdaderas casas independientes para cada uno, que compensan la austeridad de su vida con el lujo espacial de sus moradas: casas de dos alturas, con capilla particular, que constituyen una agrupación en “L” y que encierran un patio con la celda vecina y con una tapia.

Proyectadas con esa disposición, provistas de un salón a doble altura y de una terraza también doble que hace las veces de patio y sirve de mirador hacia fuera (de nuevo la combinación de casa patio y villa) las viviendas de los Inmuebles-Villas se apilan unas encima de otras, y quedan suspendidas en el aire, situadas en el cielo con todas sus ventajas, pero fingiendo también ser suelo (con todas las suyas) mediante la gran terraza de doble altura. El fortísimo atractivo ilusorio y espacial de esta disposición, paradigma y sublimación del traslado de las virtudes de la vivienda unifamiliar hasta los edificios en altura, explica la ascendencia que esta idea nunca construida tiene todavía para la arquitectura contemporánea.

Antón Capitel (Las formas ilusorias en la arquitectura contemporánea) Pág. 89-90

En la Obra Completa (Vol. 1, 1910-1929) existen dos versiones de los “Immeubles-Villas”; una proyectada en 1922 para un inmueble de 120 villas superpuestas (Pág. 40-43) y los “Immeubles-Villas junto con el pabellón del E’sprit Noveau” de 1925 (Pág.92-103).

Me centraré sólo en el primer proyecto (1922):

120 viviendas dispuestas en las caras longitudinales de un rectángulo, quedando dos testeros ciegos que acogen las comunicaciones verticales.

12 viviendas por cara, 24 por planta. 4 plantas (96 viviendas) y una planta cubierta retranqueada de la fachada principal con 24 viviendas, total: 120.

Si observamos la planta general (Plan de l’étage des villas, Pág. 40) y la perspectiva de la siguiente página se pueden apreciar diferentes soluciones; en el eje de simetría transversal de la fachada. (Junta de dilatación)

En planta encontramos un medianil en el eje y una fila de pilares a cada lado, siendo estas dos terrazas más anchas que el resto. Mientras que en la perspectiva aparece un muro ciego en el eje de simetría con una ventana corrida que oculta esta mayor dimensión de las terrazas. Posiblemente se trate de dos versiones diferentes del mismo proyecto.

Imagenes:

 

Fachada y plantas de las vivienda

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

yaku -

La verdad es que los inmuebles-villa son madre de muchas obras interesantes. Su capacidad y posibilidades formales son fantasticas.
Pero solo un pero, y muy personal. La percepcion de dichos espacios, semicubiertos y a doble altura, a mi parecer fracasan al tener un fondo de saco ciego. Mas aún si su orientación no es la adecuada para una buena insolación hasta el fondo. Lo pude verificar en el edficio de viviendas de Clorindo Testa, en la calle Rodriguez Peña, en Buenos Aires (en cuanto encuentre las fotos, las subo)

saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres